Costocondritis | Sindrome Costoesternal | Inflamación costocondral

costocondritis puede llevar a dolor en el pecho fuerte como un infarto

Cuando escuchamos: “Me duele el pecho”, normalmente una alarma suena en la cabeza de la mayoría de las personas. Estamos condicionados a pensar que dolor en el pecho es sinónimo de un problema en el corazón. Aunque es cierto que algunas veces eso pase, no es una regla. Muchas personas sienten dolor en el pecho que avanza ligeramente hacia los costados. Ese dolor puede ser un indicativo de una costocondritis.

¿Qué es la costocondritis?

La costocondritis es una inflamación del cartílago costocondral. Los cartílagos costocondrales son los cartílagos que unen las costillas al esternón.  Cuando esta estructura es afectada, se inflama y se torna la responsable por el dolor en el pecho característico de esta condición. La costocondritis también es conocida como síndrome costoesternal, síndrome de tietze o aún condrodinia costoesternal. Aunque menos populares, otros sinónimos para la costocondritis también son condropatia tuberosa y síndrome de la unión costoesternal.

¿Qué es el cartílago costocondral?

El esternón es el hueso que nos podemos palpar en la parte central del pecho. Desciende desde la base del cuello hasta el estómago. Nuestro cuerpo tiene 12 pares de costilla. Con excepción de los últimos 2 pares de costillas,  que son llamados de costillas flotantes, todas las demás están conectadas al esternón por una estructura cartilaginosa, también llamada de cartílago costal o cartílago costoesternal o costocondral.

cotocondritis o sindrome de tietze

¿Cuáles son los síntomas de la costocondritis?

La costocondritis puede causar dolor agudo y punzante que muchas veces se puede confundir con un ataque del corazón u otra afección cardíaca. Por lo general, se trata de una afección inofensiva que suele desaparecer por sí sola en pocos días o algunas semanas.

El dolor suele empeorar con los movimientos de rotación del tronco, la inspiración profunda y con ejercicios. Es más común que se produzca en el lado izquierdo y en más de una articulación.

Diferencias entre la Costocondritis y el ataque cardíaco

Sin duda alguna, como comenté en el comienzo de este artículo, el dolor en el pecho normalmente es asociado a un ataque del corazón.

La realidad es que un ataque cardíaco genera tanto dolor en el pecho, como dolor en otras partes de cuerpo. Normalmente en el ataque cardíaco el brazo y el cuello también duelen y el dolor en el pecho se siente por debajo del esternón.

¿Cuáles son las causas de la costocondritis?

No existe apenas una causa clara para la inflamación costocondral. La inflamación es una respuesta natural del cuerpo ante una infección, irritación o un trauma. Existen muchos factores que si estás relacionados con el aparecimiento, tales como:

 

  • Golpe en el pecho
  • Esfuerzo físico repetitivo en actividades físicas como remar y levantar pesas
  • Enfermedades inflamatórias y problemas reumáticos como artritis reumatoide o espondilitis anquilosante
  • Infecciónes por bactéria, vírus y hongos
  • Tumores benignos y malignos
  • Lesión en las costillas
  • Tos repetitiva

Diagnóstico de la costocondritis

Se hace primero por una evaluación física de palpación en toda la longitud del esternón. Es muy común que el doctor también solicite exámenes complementares o incluso le encamine a otros especialistas como el cardiólogo y el pneumologo.

La verdad es que no existe una prueba de laboratório o de imagen que sea específica para este diagnóstico. El diagnóstico se hace basado en la exclusión de otros problemas y los hallazgos del examen físico positivos en la zona de las articulaciones costoesternales.

Tratamiento de la costocondritis

La buena noticia es que la inflamación y el dolor suelen desaparecer solos. En algunos casos el tratamiento se basa en disminuir la inflamación.

Para bajar la inflamación siempre es recomendable la crioterápia antes del uso farmacológico. La crioterapia busca bajar la inflamación utilizando compresas de hielo como la de abajo:

Bestseller No. 1
SaleBestseller No. 2
GelpacksDirect - Bolsa de gel para aplicar frío y...
Gelpacks Direct - Salud y Belleza
14,97 EUR - 4,98 EUR from 9,99 EUR
Bestseller No. 3
Navaris Bolsas de hielo y calor - Set de 2 bol...
KW-Commerce - Salud y Belleza
11,40 EUR

Tratamiento farmacológico para la costocondritis

Las medicinas más usadas en el tratamiento de la costocondritis son los antiinflamatorios no esteroides. Ibuprofeno y naproxeno son ejemplos bastante comunes, sin embargo hay doctores que podrían recomendar variantes más fuertes de estos medicamentos. Es importante comprender que el uso continuado de esos fármacos, frecuentemente esta asociado al daño en el revestimiento del estomago.

Tratamiento quiropráctico para costocondritis

Es importante resaltar que la quiropráctica puede ayudar siempre y cuando exista el componente funcional alterado entre la columna dorsal, las costillas y el esternón.

Tratamientos alternativos para la costocondritis

Ejercicios de estiramiento también pueden ser un buen complemento en el tratamiento. Dentro del tratamiento de fisioterapia, se suele utilizar el TENS, un dispositivo de estimulación nerviosa eléctrica transcutánea. Ayuda con la reducción del dolor.

¿Se puede prevenir la costocondritis?

Cómo no siempre se sabe la causa de la costocondritis, no es posible prevenirla siempre. La mejor manera es identificar las actividades que conllevan a la inflamación costocondral. Una vez identificada la actividad, toca cambiar la forma de realizarla.

Posturas torcidas o inclinaciones laterales de la columna vertebral suelen estar asociadas a este tipo de inflamación. Si tienes dificultad o no sabes como cambiar la ejecución de esta actividad puedes consultar con tu doctor o enviar tu consulta a nosotros en el Email: informes@quiroactiva.com. 


¿ TE GUSTÓ EL CONTENIDO ? ELIGE COMO LO QUIERES COMPARTIR..

5/5 (3 Reviews)

¿Te gustó este artículo?

¡RECIBE GRÁTIS

más artículos en tu Email!

Suscríbete y te lo enviaremos

¡COMPARTE ESTE ARTÍCULO!

Leave a Comment

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *